Cómo cuidar los huesos del cuerpo humano

El cuerpo humano está constituido por una enorme variedad de elementos y sistemas que hacen posible su funcionamiento. Dentro de estos se encuentra el sistema óseo, es decir, el esqueleto con el cual nos vamos desplazando a través de la vida.

Algunas de las áreas de éste se formaron especialmente como una coraza defensiva, la bóveda craneal o la caja torácica son algunas de estas. Además de esto, los huesos tienen funciones en el metabolismo del calcio y en la fabricación de células sanguíneas.

¿Cómo cuidar el sistema óseo?

Por estos motivos te daremos algunos consejos para cuidar tus huesos.

Ingerir bebidas que contengan calcio

Para conservar adecuadamente el sistema óseo hace falta el calcio, de hecho, un adulto debería consumir al menos 1000 mg de calcio por día. Lo anterior se debe a que los huesos necesitan del calcio para mantenerse fuertes y evitar la fragilidad.

Alimentos lácteos, soya, vegetales verdes, brócoli o salmón contienen buenos niveles de calcio. Por otra parte, no intentes consumir más de 2000 mg de calcio por día, pues esto trae efectos secundarios.

La vitamina D

Aún no se ha establecido un baremos específico sobre cuánta cantidad de vitamina D deben consumir las personas, sin embargo, se sabe que es una parte importante de una dieta adecuada.

Una de las formas más sencillas de obtener vitamina D es exponiéndose a los rayos solares. Por otra parte, esto no quiere decir que debas cocinar tu piel, sino que durante algunos minutos recibas luz solar para absorber la vitamina D.

Zinc, cobre y manganeso en la dieta

También es necesario incluir frutas, granos, y algunos tipos de carne. Los mariscos, semillas de girasol, chocolate oscuro, carne de res, maní, tomates secados al sol, calamar, son todos estos algunos alimentos que contienen zinc, cobre y manganeso.

Mantenerse hidratado

Es una parte esencial del cuerpo, tanto así que con unos pocos días sin agua nuestro cuerpo dejaría de funcionar. Por esta razón es importante consumir buenas cantidades de agua para estar hidratado. Esto no quiere decir que debas beber agua cada 5 minutos, pero sí al menos cada vez que sientas sed.

Detén la ingesta de sustancias nocivas

Los refrescos, gaseosas, las cantidades excesivas de cafeína, el alcohol y la sal, son sustancias que pueden perjudicar la salud de tus huesos. Evita consumirlas, ya que deterioraran el sistema óseo el disminuir los niveles de calcio además de presentar otros inconvenientes para la salud física.

Algo más que la dieta

No basta con tener una dieta saludable, hay más formas de cuidar tus huesos.

Salir a trotar o realizar ejercicios suaves, es decir, sin cargar demasiado peso o exigirse más de lo que el cuerpo puede dar; dormir las horas necesarias, al menos unas 8 horas cada noche; adquirir una buena postura, puesto que es uno de los consejos más importantes pero también de los más ignorados, una buena postura representa grandes beneficios para el sistema óseo.

En resumen, es bastante común que nos preocupemos por la apariencia externa del cuerpo, pero las personas no suelen tomar en cuenta la salud interna del mismo.

Por tal razón resulta importante difundir consejos e información sobre cómo mantener la salud del sistema óseo.


Deja un comentario

pagina web